Calefacción y Aislamiento

calefaccion

Calefacción estacionaria "gas free"

Hay diferentes sistemas para generar calor en el interior de un vehículo. Los sistemas que habitualmente vemos en furgonetas camper o autocaravanas, se pueden dividir en dos en función del tipo de combustible que utiliza el dispositivo. Unos generan calor a través de un quemador que utiliza gas para calentar el aire que es impulsado hacia el interior del vehículo mediante un ventilador a través de una o más toberas. Otros dispositivos, siendo el principio de funcionamiento básicamente el mismo, utilizan el combustible del propio vehículo para generar calor. Este es el sistema de calefacción más utilizado. El calefactor, instalado en el interior del vehículo o en el exterior, absorbe gasoil del depósito del vehículo mediante una pequeña bomba, y lo introduce en un quemador. Por un lado del calefactor, entra aire frío del interior del vehículo, pasa a través del quemador, y sale caliente, impulsado por un electroventilador. Nosotros, apostamos por este sistema de calefacción estacionaria, por practicidad, economía y seguridad.

No es totalmente necesario, pero si muy conveniente, instalar una segunda batería al vehículo. La razón es que el calefactor, aunque utiliza el combustible del vehículo para generar calor, necesita de un electroventilador para introducir aire en su interior e impulsarlo al interior del vehículo. Puede ocurrir que si estamos toda una noche con la calefacción encendida, a la mañana siguiente no arranquemos el vehículo porque habremos gastado la energía de la batería principal. Con una segunda batería evitaríamos este posible problema.

Ibilkom es servicio oficial de la marca Webasto.

 linea-gris-01

aislamientoAislamiento en el interior del vehículo

Tan importante como generar calor o frío dentro del habitáculo, es aislar el vehículo de forma que esa temperatura generada varíe lo menos posible debido a la transferencia de calor entre el interior y exterior del vehículo. Si los materiales que separan el interior del vehículo del exterior son altamente conductores del calor, como por ejemplo la chapa de carrocería o los cristales, el calor interior del vehículo se transferirá rápidamente al exterior, con la consiguiente pérdida de energía en la generación de nuevo calor. Si añadimos materiales aislantes a una gran parte de superficie que está en contacto con el exterior, la transferencia de calor se realizará más lentamente y necesitaremos utilizar menos energía para mantener el calor en el interior. Este principio termodinámico, es muy básico pero muy importante para los vehículos que vayan a estar en lugares con temperaturas bastante altas (35-40ºC) o bajas (0-5ºC).

Hay diferentes materiales de aislamiento térmico y acústico. Nosotros utilizamos material textil lana de roca y espumas de poliuretano o polipropileno de densidad media con coeficiente K de transmisión de calor muy bajo.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información